La niña sentada en el piso decía "qué lindo eres", "gracias", mencionaba sin parar de llorar.

No hay nada más dulce que ver a un niño emocionado. Sin embargo, la reacción de esta niña rompió cualquier expectativa tanto de su familia como de quienes observan su video.

Justo al abrir la puerta la niña percibe algo raro, mira a su alrededor y se encuentra con el regalo que tanto había deseado: un pequeño perrito que la esperaba paseándose alegremente por la casa.

Al verlo la pequeña no pudo más que gritar de emoción y observen lo que sucedió a continuación.

En la galería de fotos podrán encontrar tiernas imágenes de perritos y niños.