Hace años la realidad virtual era considerada un salto tecnológico del que la humanidad podría beneficiarse en áreas como medicina, negocios, ciencias naturales y educación, pero la industria del porno tenía otros planes.

Por sí sola el contenido para adultos ha estado a la par de todo lo que utilizas hoy; hay aplicaciones para móviles, Reality Shows, los y las pornstars tienen cuentas de Twitter, Facebook, Instagram, Vine y Pinteres, incluso hay un programa de computadora para generar "orgasmos a distancia".

Siempre que haya demanda, la industria del porno tendrá una oferta para sus consumidores.

¿Cuál será su siguiente gran salto?