El mago estadounidense Andy Gross nuevamente puso a temblar a muchos con su sorprendente truco de magia donde se parte a la mitad.

En esta ocasión se metió a un elevador. Justo cuando algunas personas entraban y se cerraban las puertas, él grita muy fuerte y pronto su cuerpo cambia radicalmente.

Gritos, gestos y desesperación son algunas de las reacciones que provocó.

A continuación el video.

En la galería de fotos podrán observar más imágenes de este truco.


Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.