Lo que comenzó como un vuelo de rutina en un avión ultraligero de cabina abierta, terminó en un aterrizaje de emergencia a causa de una gata. 

Dos personas realizaban un vuelo cotidiano en un ultraligero en la comunidad de Korou, Guyana Francesa, cuando apareció el felino en una de las alas.

El piloto y su acompañante no se dieron de cuenta de su presencia hasta minutos después del despegue, cuando empezó a maullar. En ese momento, realizaron un aterrizaje forzoso.

"Era un vuelo normal hasta que apareció. No sé si me se subió después de la exploración previa o simplemente estuvo todo el tiempo ahí", explicó el piloto Romain Jantot en su canal de YouTube. Además, aclaró: "La gata está bien. Ella sigue siendo nuestra mascota".