En esta era tecnológica, donde las máquinas y los programas resuelven la vida de muchas personas, es difícil pensar que los aparatos modernos se equivoquen.

Es más, las fallas de los dispositivos las relacionamos con errores humanos, ya que mucha gente tiene el concepto de que estos objetos son "perfectos".

La realidad es que todos los robots pueden fallar sin necesidad de tener una causa específica, sino por desgaste de los circuitos y componentes.

Los robots también fallan y aquí les mostramos un video que lo comprueba: