Tal vez se siente muy solo. Este bebé panda hace todo lo posible para que su cuidador no pueda salir de su espacio dentro del zoológico.

Mientras el cuidador quiere huir a toda costa, el pequeño oso se rehúsa a permitirlo, inclusive, se le puede observar haciendo un "berrinche".

En el video podrán ver cómo es que es que este hombre pude escapar de los cariños de este pandita.

En la galería de imágenes: tiernos ositos.