El cantante Enrique Iglesias ofreció un concierto en el país el sábado 3 de octubre, en Cayalá. A las 11 de la noche, el intérprete se apoderó del escenario en un show inolvidable para todos sus seguidores.

Uno de los momentos más especiales fue cuando el español pidió un minuto de silencio por la víctimas que murieron soterradas por el derrumbe en la aldea El Cambray II.

Sin embargo, no fue ese el momento que más llamó la atención. La empresa de telefonía "Movistar" organizó un Meet & Greet, previo al concierto, con el famoso cantante. Fátima, de 7 años, fue una de las afortunadas. La pequeña soñaba con conocerlo y cuando lo vio le entregó un dibujo y le contó que su canción favorita era "Bailando".

Cuando Enrique Iglesias interpretó ese tema, rompió el protocolo y bajó del escenario para cantar la canción con Fátima.