La nueva campaña de lencería de  la marca Lane Bryant cuenta con importantes modelos "plus- size" como Ashley Graham y Candice Huffine. Pero más allá de esto, la campaña toca uno de los íconos más populares de los últimos años: el "ángel" de Victoria´s Secret.

Las ultradelgadas modelos que suelen hacer del desfile de la marca un espectáculo visual, con lencería fastuosa y adornos que las hacen ver como "ángeles", han sido un modelo de belleza durante muchos años. Y esto es lo que la campaña #ImNoAngel trata de derrumbar. A través de sugerentes fotogramas de sus modelos "plus-size" y con mucha actitud, ellas tratan de reivindicar la sensualidad de la mujer de cualquier talla.

No es la primera vez que se ataca al ícono de la marca de lencería y splash o lo que representa. El año pasado, su campaña "Perfect Body" fue blanco de la ira en redes sociales por mostrar solo a las mujeres delgadas como un modelo ideal.

Por esa razón, varias blogueras y mujeres mostraron iniciativas para contrarrestarla. Desde editoriales hasta fotografías que en instantes se hicieron virales.