Un estudiante ruso decidió filmar desde el cielo el histórico monasterio de Borisoglebsky, situado en Rusia, pero al sentarse a observar el registro de lo grabado se llevó una sorpresa.

Grigoriy Zlykh había viajado especialmente a la ciudad de Torzhok, ubicada a 200 kilómetros de Moscú, para filmar desde un dron. La iglesia, fundada en 1038, es el más antiguo de la región de Tver.

El aparato captó que en lo alto del monasterio una pareja estaba teniendo relaciones sexuales.

Lo divertido fue que cuando se percataron que una persona subía las gradas, los tórtolos trataron de disimular.

El video se compartió de inmediato en las redes sociales y en Youtube tiene más de un millón de vistas.