Luego de que la cantante Britney Spears apareciera en la portada de la revista Women's Health, mostrando un envideable cuerpo, las críticas en las redes empezaron a florecer.

La revista estadounidense publicó un video en el que muestra que no hubo abuso del Photoshop.

La idea surgió de las múltiples crítica que le llovieron a la edición y a la cantante, quien muestra un rostro renovado, luminoso y flaco, además de unos abdominales perfectos.