Demi Moore guardaba algunas de sus prendas más valiosas en un almacen localizado en North Hollywood, mismo del que han sido sustraídos algunos trajes de fiesta e importantes vestidos de alfombra roja.

La policía no sabe con exactitud la fecha del delito ya que no habían revisado el lugar en seis meses. Las autoridades no ha revelado qué tipo de piezas le han sido robadas, ya que la propiedad es personal, pero una fuente asegura que el valor calculado de la pérdida es por más de 200 mil dólares, ya que había ropa de diseñador valorada en esa cantidad, según TMZ.

El robo fue notificado el lunes, cuando uno de los asistentes de Demi se dio cuenta al entrar en el almacen de que “había más espacio del que debería”.

Según el informe de la policía, no se encontraron huellas de que la puerta hubiera sido forzada, además de que la cerradura estaba intacta.

Hasta el momento solo se sabe que los asistentes de Demi están elaborando una lista en la que detallan la relación de las prendas robadas.