Kendall Jenner asistió a la recepción organizada por Opening Ceremony y Calvin Klein, en Los Ángeles. Junto a ella estaban sus demás hermanas, menos Kim Kardashian, quien fue la gran ausente de la fiesta.

Pero eso no importó porque las demás lucieron tremendamente sexies. Kourtney que acaba de tener a su bebé hace unas semanas, lució muy delgada.

Mientras,  Khloé siguió presumiendo la figura que ha conseguido gracias a sus rutinas de ejercicio y dejó ver sus encantos a través del tremendo escote que portaba. 

La menor de todas, Kylie Jenner, de 17 años, fue las más provocativa. Vestía un short corto entallado, con un top negro. La joven dejó al descubierto sus piernas y abdomen. 

Por su parte, Kendall lució un vestido corto, el cual resaltaba su figura y que dejaba ver su ropa interior debido a su transparente tela.

Pero no solo ellas estaban dispuestas a llamar la atención con sus outfits, su madre Kris Jenner también quiso resaltar su figura con un vestido corto y entallado.

Chequen sus candentes looks en la galería.