Usando un modelo de probabilidades, cuatro investigadores de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, argumentan que el lugar más seguro para afrontar un apocalipsis zombies son las montañas Rocallosas en Estados Unidos.

Claro, las grandes ciudades serían las más rápidas en caer y lo harían a una velocidad muy rápida. Pero los zombies no alcanzarían lugares menos poblados en semanas y, de acuerdo a la investigación, se demorarían meses en llegar a zonas altas.

"Muchos creen que en solo unos meses todo el planeta estaría infectado y solo unos pocos sobrevivientes quedarían vivos, pero de acuerdo a neustro modelo eso no sería así", explico el investigador Alex Alemi al portal de ciencia y tecnología phys.org.