Jose Espinoza es el más grande de los maestros del camuflaje: para escapar de la policía que lo perseguía por robar un auto, decidió pintarse la cara con spray, de negro. Por supuesto, nunca escapó.

Las autoridades lo persiguieron por haber hurtado un auto que estaba parqueado cerca de su casa. Cuando él regresó tenía pintada la cara. Luego trató de esconderse detrás de una pared, en el jardín. Lo arrestaron luego de sus acciones  y el Departamento de Policía de Madera, California, halló un bote de spray como evidencia.

Ahora, este genio  del disfraz tiene cargos por hurto y por haber conducido un auto fuera de la ley. Su fianza tiene un monto de 35 mil dólares, reportó el portal The Huffington Post.

En la galería: los criminales más "guapos" de Internet. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".