El gobierno alemán ha cuidado bien a la exmascota de Justin Bieber, un mono capuchino que tuvo que dejar en aquel país porque no tenía la documentación necesaria.

En una entrevista con el Daily Mail, Jenny Niawoehner, la nueva mamá de "Mally" (el mono capuchino) y empleada del zoológico Parque Serengeti de Hodenhagen, dijo que Bieber abandonó a su mascota y sugirió que lo compró en el mercado negro.
 
"Mally" le fue confiscado al cantante en la aduana en Munich hace un año, debido a que no tenía los registros de vacunación o prueba de que el animal fue comprado legalmente. Además, prometió volver por él con la documentación adecuada, pero nunca lo hizo.
 
"Sólo podemos suponer que el mono fue adquirido ilícitamente. Nunca hemos oído o visto a Justin Bieber desde entonces y no esperamos que venga", dijo Jenny Niawoehner.
 
El verano pasado, el gobierno alemán multó a Bieber con 8 mil dólares, pero al parecer nunca los desembolsó. Si eso fue lo que ocurrió, le podrían negar la entrada a Alemania hasta que resuelva su deuda.