El cineasta Tim Burton nunca había hecho un flme tan pequeño y con un presupuesto tan bajo como la comedia dramática “Big Eyes”. Inclusive, la cinta se trabajó con menos dinero que las clásicas “Pee-wee's Big Adventure” y “Ed Wood”, esta última, al igual que “Big Eyes”, escrita por Scott Alexander y Larry Karaszewski.

La historia hace una crónica de la historia de Margaret Keane (Amy Adams), una pintora cuyo esposo, Walter (Christoph Waltz), tomó el crédito de sus inmensamente populares retratos de niños tristes con ojos gigantes.

El filme relata una historia triste, aunque en los Globos de Oro las nominaciones para los actores protagonistas fueron en la categoría de "comedia o musical".

Publinews Internacional conversó con Burton acerca del filme y de su conección con las obras de Margaret Keane.

Las pinturas de Margaret son impresionantes y muy conocidas. ¿Qué recuerdas de estas obras durante tu niñez?

Recuerdo que estaban en todos los lugares. Las pinturas estaban colocadas en salas de casas, restaurantes, clínicas médicas, oficinas de dentistas, supermercados, etc. Cuando se supo la historia de que Margaret las había pintado, y no su esposo, la noticia no tuvo gran alcance porque no era considerado arte por los expertos y los críticos. Si hubiera sucedido con un artista reconocido, el hecho se habría tomado más en serio por la comunidad de pintores. Hubiera sido, inclusive, una noticia de portada de diarios, pero lo que logró alcanzar fue una publicación en la páginas 3 de “Honolulu News”.

¿Te gustó su trabajo mientras creciste?

“Gustar” es una palabra graciosa. Me fascinaban, porque las veía en cualquier lugar que visitaba y me parecían perturbadoras. Ibas a la casa de alguien y pensabas: ¿Por qué tienes en la pared estas pinturas de niños llorando?

Muchos actores tienden a sobredimensionar su actuación, pero Amy Adams tiene una fuerte calidad para dar una actuación íntima.

La mayoría de los actores que me gustan y con los que trabajo me recuerdan a las películas mudas y esa tipo de actuación. Margaret es un personaje muy íntimo. Me fascinó la manera en que ella representaba tanta energía con una interpretación tímida. De manera fácil puedes ver a esa persona como una víctima, pero no lo es. Es una de las feministas más silenciosas y fuera del radar que he conocido.

Muchos han clasificado el filme como una comedia. ¿Qué piensas de eso?

Eso es muy raro. “Big Eyes” es una película triste. No es una comedia, pero tampoco un drama. Lo llamaría una comedia romántica oscura de horror psicológico. Le deseo suerte a la distribuidora a la hora de venderla (risas).

También te interesará:

Fotos. Elizabeth Hurley saca los trapos al sol

Filme guatemalteco "Pol" destaca en preselección de premios internacionales

¡Es oficial! Tim Burton dirigirá la nueva película de “Dumbo”