Como parte del reality show “I'm a celebrity... Get me out of here!”, Kendra Wilkinson reveló que solía emborracharse para "sobrevivir" a su relación íntima con el dueño de la revista “Playboy”, Hugh Hefner.

“En general estaba muy borracha haciendo esas cosas. Trataba de que no me importara mucho hasta el día siguiente. Tenía que estar muy borracha y fumar mucha hierba para sobrevivir a esas noches”, mencionó la actriz y modelo de 29 años.

A los 18 años y sin saber que el sexo estaba involucrado, Wilkinson aceptó ser una de las novias de Hugh Hefner, quien en ese entonces tenía 78 años de edad.

“No sabia nada de 'Playboy', acababa de graduarme de la secundaria. Él me preguntaba si quería subir arriba junto a él y, yo le respondía: 'Seguro, vamos a divertirnos'”, explicó Kendra.

En 2009, la actriz terminó su contrato como la novia de Hefner, cuando anunció su compromiso con el futbolista estadounidense Hank Baskett

Me casé en la mansión 'Playboy' y fue la boda más hermosa. Costó más de un millón de dólares”, agregó Wilkinson.