La rivalidad entre Taylor Swift y Katy Perry surgió a raíz del famoso "robo de bailarines" que hubo entre las cantantes.

Desde aquella pelea, nació la canción "Bad Blood", la cual está dedicada a Katy, al menos así lo ha hecho saber la misma Swift.

Tras el mal entendido, que se suscitó en las redes sociales entre Nicki Minaj y la novia de Calvin Harris, Katy Perry encontró irónicos los comentarios que la rapera y la estrella pop hicieron en Twitter tras conocer los nominado de los MTV VMA's.

Taylor había guardado silencio ante los comentarios que su exmejor amiga hizo en la red social. Sin embargo, la noche de ayer, durante uno de sus conciertos, y en plena interpretación de su éxito "Bad Blood", apareció un tiburón, haciendo referencia al "left shark" de Katy Perry.

Aunque el tiburón apareció unos segundos, el público que se encontraba presente, ovacionó el momento en que Taylor "revivió" a la botarga.