Una de las cantantes más atacadas por los trolls de Internet es Taylor Swift, quien para estar un paso adelante de ellos ha tenido que recurrir a una medida radical: comprar un sitio pornográfico.

Y es que, según reporta el sitio NME, la intérprete de "Shake it off" adquirió el sitio "taylorswift.porn", junto a una serie de dominios como ".deals", ".healthcare" y demás, todos con su nombre.

La compañía Microsoft también tomó una medida similar, al adquirir los sitios "Office.porn" y "Office.adult", según comentó Stuart Lawley, CEO de ICM Registry al mencionado sitio.