Un supuesto "cadáver alienígena" ha causado polémica en Rusia, ya que la comunidad científica aún no conoce su origen. 

De acuerdo a medios locales, dos residentes del pueblo de Sosnovy Bor encontraron la semana pasada la extraña figura en la orilla del río Kovashi, cerca de la planta nuclear de Leningrado que fue construida en la década de los años 50. 

Uno de los problemas para conocer el origen de este ser es que solamente tiene el cráneo y el brazo derecho, por lo cual no puede ser identificado a simple vista. Además, tiene el tamaño de una caja de cerillos. 

Los expertos no tienen una sola idea de lo que podría ser, "No es como un animal cualquiera en la Tierra", dijo Yegor Zadereev, investigador del Instituto de Biofísica en Krasnoyarsk, de acuerdo al sitio británico "Express".