Ariana Grande podría haber olvidado por completo a su exnovio Big Sean, ya que al parecer tiene una nueva conquista.

La cantante fue captada in fraganti besando a su bailarín Ricky Álvarez, en "Wolfee Donuts", una tienda de donas, en Lake Elsinore, California.

Esta situación podría significar que Ariana ha vuelto a encontrar el amor, después de poner punto final a su relación con el rapero.

En el video también se puede apreciar a la cantante jugando "verdad o reto" con Ricky. Donde el desafío era que ambos debían comer el azúcar que había en las bandejas donde se colocan las donas, según TMZ.

Cabe mencionar que Ricky Álvarez es la persona con quien se le relacionó a la cantante en el mes de junio, después de que ambos compartieran un apasionado beso durante el concierto que Ariana Grande ofreció durante la celebración del "Día del Orgullo Gay", en Nueva York.