A casi un año de que la relación entre Sofia Vergara y Nick Loeb concluyera, el empresario ha demandado a la actriz para quedarse con los embriones que hace un tiempo habían congelado.

En noviembre de 2013, la expareja asistió a un centro de fertilidad para crear embriones y congelarlos, de esta forma la demanda interpuesta por Nick busca asegurar que los embriones femeninos no sean destruidos.

La expareja había usado dos veces a una madre sustituta para implantar su embrión, pero sin obtener resultados exitosos.

“Él busca salvar de la destrucción a los dos embriones femeninos criopreservados que quedan, los cuales fueron creados con un espermatozoide de John (Nick Loeb) y un óvulo de Jane (Sofía Vergara), con el propósito de tener hijos, sin embargo, antes de que los embiones fueran implantados en una sustituta, la pareja terminó su relación”, señalan los documentos obtenidos por In Touch.

Queda claro que Nick no ha olvidado a Sofía y que lo único que busca es tener un hijo con el ADN de su exnovia.