Después de generar gran controversia en las redes sociales por sus fotografías en la playa, donde parece haber ganado unos kilos de más, Selena Gómez volvió a presumir su figura pero esta vez con un traje de baño diferente.

La cantante reemplazó su diminuto bikini rosado, por un traje de una pieza con el que se retrató en Instagram.

“Amo ser feliz conmigo misma #haymásparaamar”, comentó en esta publicación, donde aparece recostada tomando el sol, en Puerto Vallarta, México.

En la galería de fotos les explicamos cómo las curvas de Selena Gómez enloquecieron las redes sociales.

Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.