En redes sociales hay que saber lo que se dice. Todo es público y todo puede pasar. Y peor aún, cuando se habla mal de un trabajo al que ni siquiera se ha entrado. Esto le pasó a una tuitera adolescente llamada @Cella_, quien se quejó de su futuro empleo en una pizzería. "Mañana entro a ese horrible trabajo", tuiteó.

Pero uno de sus futuros compañeros lo supo y le escribió a su jefe, que de inmediato la despidió por Twitter. "Ahora mira qué harás sin dinero y sin empleo", remató. En otro tuit escribió: "solo tenía que contestar teléfonos, limpiar, hacer ensaladas y sándwiches. ¿Era tan difícil?".

Ahora la adolescente es motivo de burla en las redes sociales por el hecho. Muchos se preguntan cómo alguien puede ser despedido sin siquiera entrar a trabajar.