Los padres de Amanda Bynes han decidido dejar a su hija y entregarán la tutela a un profesional de la salud mental.

Le pedirán al juez que transfiera las responsabilidades a un psiquiatra para que maneje sus enfermedades mentales. Y a lo que asuntos financieros se refiere se presume que tendrá un administrador.

Además, los papás de la exactriz dejarán California y se trasladarán a Texas para estar más cerca de su hija mayor.
 
Según el portal TMZ, ambos tomaron la desición ya que no pueden controlarla y esperan que si otra persona administra sus bienes, Amanda dejará de arremeter contra ellos y podrán tener una buena relación a larga distancia.