Meagan Barnard tiene 24 años y tres litros de agua en una de sus piernas. Eso se conoce como linfidema y solamente se puede cambiar el efecto con una operación. Pero en la escuela, sus crueles compañeros casi la hacen matarse por las burlas. Hasta que un día decidió dejar de atormentarse a sí misma, asumir su problema y mostrarle al mundo quién era. Incluso, para modelar.

Esta enfermedad de nacimiento le resulta dolorosa y su seguro médico considera la operación algo "estético". Por eso ha compartido su historia en GoFundMe y llena de confianza, se ha tomado fotos para mostrar su condición.

En la galería de arriba podrán ver su historia. Y a continuación, verán las historias de otras personas con discapacidades que se hicieron famosas por superar sus adversidades.