La cantante estadounidense, que alcanzó la fama en la década de los sesenta con “It's My Party”, siendo una de las primeras mujeres que lograba ese alcance en la música pop, murió de cáncer de pulmón a los 68 años, anunció su pareja Lois Sasson.

Muchos atribuyen el éxito de Gore al legendario productor Quincy Jones quien la persuadió de cantar "It's my party", que convirtió a la entonces joven de 16 años en una sensación del pop, antes de que el concepto de adolescente estrella se convirtiera en algo común.

Gore, quien era lesbiana, siempre afirmó no haber reconocido verdaderamente su orientación sexual hasta después de los 20 años.

Tras su primer éxito, publicó una segunda canción "You Don't Own Me", considerado como un himno al feminismo con líricas como: "No me digas qué hacer y no me digas qué decir, y por favor, cuando salga contigo, no me pongas en exhibición".

En una entrevista en 2005, Gore declaró que contrariamente a Hollywood, la industria de la música "siempre estuvo dominada por los hombres".

"Its My Party" fue una canción famosa de la que varios artistas hicieron diferentes versiones y fue incluida en anuncios, películas y series de televisión.