Fue uno de los momentos más comentados de la pasada entrega de los Óscar. Mientras la actriz Scarlett Johansson posaba frente a las cámaras en la alfombra roja, de improviso apareció John Travolta y le dio un apretado beso en la mejilla.

La cara de Johansson en las fotos no era de las mejores, pero la actriz no emitió ningún comentario ese día sobre la "polémica jugada" del protagonista de "Grease".

Pero la actriz rompió el silencio y se refirió al momento. "No he visto a John en varios años y siempre es un placer que te salude. La imagen que está circulando es una captura de un momento en vivo que fue muy dulce y absolutamente bienvenido. Esa foto fija no refleja lo que sucedió antes y después, se ve en el momento en vivo. No hay nada raro, horrible o inapropiado", dijo Scarlett a través de un comunicado de prensa.