La chica dura de Hollywood, Scarlett Johansson, quien suele ser reservada sobre su vida personal, decidió revelar un detalle muy íntimo de su infancia por una noble causa. 

Según la actriz estadounidense vivió momentos muy duros de pequeña porque su familia tenía serios problemas económicos, por lo que tuvo que depender durante algunos años con la ayuda social, que consistía en sustento (comida) todos los días. 

La “Viuda Negra” decidió unirse a la ONG Feeding America, una institución que busca disminuir el hambre en niños de escasos recursos, junto a su colega de reparto, Gwyneth Paltrow. 

En un comunicado enviado a la prensa para impulsar las ayudas a esta entidad, la actriz recordó:"Mi familia creció dependiendo de las ayudas públicas sociales que nos proporcionaban comida. El hambre en los niños de los Estados Unidos es real, y a menudo es pasado por alto, pero considero que juntos lo podemos arreglar”, publica el sitio Infobae.com 

La actriz de 30 años realizó un video para apoyar esta causa en la que habla de la realidad de uno de cada cinco niños en Estados Unidos. “Hay seis millones de niños luchando contra el hambre en los EE. UU. Eso es uno de cinco hijos, vecinos, compañeros de los que no sabemos de dónde viene su alimento”.