Después de vivir sus primeros días como madre de la pequeña Dorothy Rose, Scarlett Johansson regresó a la pantalla chica para revelar algunos de sus secretos íntimos a la periodista Barbara Walters.

A pesar de sus encantos físicos, la actriz no se considera “sexy”, e insiste que su cuerpo no tiene “nada especial”.

“Mi cuerpo está bien, pero no es nada del otro mundo. No me gustan mis muslos, ni la zona media de mi cuerpo. Nunca pongo cara sexy así que no sé qué significa actuar de modo seductor”, explicó la protagonista del filme “Lucy”.

Por otra parte, Johansson también explicó que disfruta rodar escenas de sexo.

“No tienes que tener ningún prejuicio, y de alguna manera resulta liberador. Es un verdadero reto. Tienes que concentrarte en lo que vas a hacer”, agregó.