En la década de los 80, el programa infantil "Odisea Burbujas" invadió la televisión mexicana convirtiéndose en uno de los más populares.

En la serie, un científico y cuatro personajes, que simulaban a unos animales, vivían aventuras a bordo de una nave espacial y aprendían lecciones sobre la vida y la ecología.

"El profesor Memelovsky", "Patas Verdes", "Mimoso Ratón", "Mafafa Musguito" y "Pistachón Zig-Zag" exploraban el universo y se libraban las travesuras del "Ecoloco", el villano que gustaba de vivir entre la "mugre, basura y smog".

El actor Pedro Romero interpretaba al reportero del “Diario Cachetón”, pero fue despedido por ser conflictivo y fue reemplazado por el actor Arturo Morelos.

Sin embargo, su nombre volvió a figurar en los diversos medios, ya que salió a la luz su pasado satánico.

Cuando el actor mexicano tuvo que enfrentar el fracaso en su carrera, se incorporó a una secta satánica que lo dejó aún más sumido en la ruina.

"En ese recorrer en el medio artístico, fui introducido a una secta satánica donde estuve 10 años de mi vida llegando a obtener el grado de sacerdote satánico pero ahora soy sacerdote del Rey de Reyes", reveló.

Al darse cuenta de que no era esa lo que quería para su vida, Romero  se acercó a Dios y se convirtió en pastor de una iglesia Cristiana a la que pertenece en la actualidad.