Robbie Williams y su esposa, Ayda Field, fueron demandados por su exasistente personal, Gilles De Bonfilhs, quien afirma que el matrimonio la acosó sexualmente durante el tiempo que trabajó para ellos.

La supuesta víctima acusa especialmente a la esposa del cantante de andar desnuda por diversas estancias de la casa y hacerla partícipe, por lo menos de palabra, en la vida sexual de la pareja.

Bonfilhs explica en su demanda que la presentadora de TV estadounidense la interrogó para saber detalles de su vida sexual y le pidió que se acercara a su marido para preguntarle qué opinaba de su cuerpo.

Williams también ha sido demandado, pero Bonfilhs no ha hecho ninguna acusación de acoso sexual en concreto contra el cantente, según TMZ.

Hasta el momento, ninguno de los acusados ha hecho comentarios al respecto.