El sensual vestuario que Rihanna utilizó para el "after party" de la Met Gala en Nueva York, sufrió un accidente que le hizo mostrar de más. 

Después de ser criticada por su vestido amarillo, (el cual fue el causante de decenas de memes), la originaria de Barbados optó por un outfit mucho más sexy y decidió no usar sostén. 

Sin embargo no espero que su blusa negra de tela delgada y transparente, le hiciera una mala jugada. 

La prenda apenas cubría sus pezones, con dos pedacitos de tela negra y cuando la cantante se dirigía a la fiesta, la blusa simplemente se le movió y dejó al descubierto sus partes más íntimas. 

Para su mala fortuna los fotógrafos captaron el accidentado momento.

En la galería podrán ver las comentadas fotos.