Rihanna es una de las artistas que le cuesta negarse a las colaboraciones en cuando a moda se refiere. Y duda menos cuando le proponen un proyecto para rendirle homenaje a los íconos de la moda. Esta vez participó en una sesión fotográfica dedicada al fallecido diseñador británico Alexander McQueen, en donde se atrevió a mostrarse al natural y posar en topless.

Pero para que nadie se perdiera de las fotos, la cantante de barbados compartió varias de las imágenes para que sus seguidores se dieran una idea de lo que se verá en la edición.