La cantante Rihanna dejó poco a la imaginación cuando fue captada enfundada en una bata, sin sujetador y usando únicamente una tanga.

La cantante se encontraba en una lujosa mansión en Miama, Florida, en el rodaje de su nuevo videoclip.

La estrella nacida en Barbados hizo su última parada del "ANTI World Tour" en ese Estado y por eso aprovechó un breve descanso para hacer las grabaciones del video.