Ricky Martin viajó a Sydney, Australia, junto a sus gemelos, Matteo y Valentino, como parte de su gira "One World". 
 
En las imágenes captadas, los hijos del boricua lucen contentos y de muy buen ánimo al bajar del avión, al igual que el orgulloso padre, para luego abordar una camioneta negra.
 
En varias ocasiones el cantante puertorriqueño ha manifestado lo importante que son sus hijos, a quienes trata de llevar a todos lados.
 
Durante su viaje, Ricky Martin develó una estatua de cera en su honor en el museo Madame Tussauds en Sydney, ciudad donde también ofreció un concierto.
 
“Estoy realmente sorprendido por la cantidad de trabajo que han hecho para que esta figura de cera sea lo más auténtica posible”, declaró Martin a Madame Tussauds.
 
El puertorriqueño actualmente se encuentra de gira promocionando su más reciente material discográfico, “A quién quiera escuchar”, con la que pretende romper fronteras, pues su recorrido lo llevará por los cinco continentes.