Todo parece indicar que el nuevo rubio de Kim Kardashian no es su verdadero cabello. ¡Es una peluca!

Kardashian ha paseado por todo París con su atrevido cambio, incluso se ha tomados selfies desde la silla de su estilista. Sin embargo, una fuente cercana a la modelo aseguró a RadarOnline.com que es una peluca y que todo está creado para que parezca normal. Así que no hay de que preocuparse, el cabello de Kim sigue siendo marrón y bastante saludable gracias a sus expertos.

Una vez más la estrella falsifica su belleza para seguir siendo el centro de atención en París.

"Es un truco cuando las estrellas no quieren arruinar su cabellera", dijo la fuente.