Hace 10 años, el malogrado comediante Bill Cosby admitió bajo juramento haber comprado sedantes y otras drogas para dárselas a mujeres con las que quería tener relaciones sexuales. Esto, en respuesta a una denuncia hecha por una extrabajadora de la Universidad de Temple, institución de la que Cosby era imagen.

Ahora estas declaraciones se suman al gigantesco escándalo de abuso sexual que protagoniza el actor y que fueron obtenidas por la agencia de prensa Associated Press. Estas fueron difundidas a pesar de las protestas de los abogados de Cosby, que afirmaron que de ser revelado este contenido sería absolutamente "vergonzoso para su cliente".

Vergonzoso o no, en el testimonio de Cosby se ve cómo este asegura haber dado Quaaludes a una mujer y a otra "gente". La supuesta víctima en esa ocasión era Andrea Constand y ella recibió una dosis de tres medios Benadryls, antihistamínico que puede causar somnolencia, reportó el periódico español "El País".

Esta revelación sale a la luz precisamente cuando el actor está en medio del escándalo que han generado las más de dos docenas de mujeres que han asegurado que este las drogó y las violó. Entre ellas, la exmodelo Janice Dickinson.

Por ahora no se han presentado cargos legales contra Cosby, pero las acusaciones fueron lo bastante efectivas como para hundir su carrera. Y ahora, esta declaración podría dar al traste con la presunción de inocencia del comediante, que siempre se declaró inocente y contaba con sus defensores.

En cuanto al caso en cuestión, se reveló que este llegó a un acuerdo fuera de los tribunales.