Andrew Dale Marcum nunca pensó que su actividad en Facebook podría llevarlo a la cárcel.

Este hombre buscado por las autoridades de Ohio acusado de robo, secuestro y violencia doméstica era buscado por la Oficina del condado de Butler por todos los medios, incluyendo Facebook y Twitter.

Cuando la página del condado publicó que se buscaba aprehender a Dale Marcum, este comentó dicha publicación mencionando "Me he cruzado en su camino y ni siquiera me reconocieron".

Ante esto, la oficina del Sheriff, Richard Jones, respondió: "Si pudiera pasar por la oficina del alguacil, sería genial".

El Sheriff Jones incluso mandó un tuit mostrando a Marcum la que sería su celda.

Un día después, Marcum fue capturado.