Puede que Iggy Azalea ya no vuelva a pedir pizza a domicilio y es que un repartidor le dio el número telefónico de la cantante a sus familiares.

"Papa John's era mi pizza favorita pero sus repartidores dieron mi celular personal a sus familiares", denunció la cantante a través de Twitter. 

La cantante escribió varios mensajes a través de esta red social. En uno de ellos copió los mensajes de texto que le llegaron de parte de los hermanos del repartidor. Uno de ellos decía. "Mi hermano te ha llevado pizza y me dio tu número. Por favor respóndeme, soy fan".

Azalea cuestionó al supervisor de la pizzería y le solicitó la identificación y fotografía del repartidor para denunciarlo públicamente. 

Finalmente, Iggy expresó su deseo de que este desagradable momento sirva para que en un futuro las empresas tengan mucho más cuidado con brindar datos que puedan poner en riesgo la privacidad de sus clientes.