Tras haberse hecho virual un video en el que Ariana Grande lame donas y se expresa mal de los estadounidenses en una tienda de Lake Elsinore, California, la cantante emitió un breve comunicado a través de su cuenta oficial de Twitter en el que se disculpaba con todas las personas a las que podía haber ofendido.

Sin embargo, sus excusass en la red social no fueron suficientes, ya que la estrella pop decidió subir un video a su cuenta de YouTube para expresar con mejor claridad su arrepentimiento.

"Cuando desperté y vi el video, quise meter la cabeza debajo de la almohada y desaparecer, pero en vez de eso, voy a enfrentarme a la realidad y a aceptar mi responsabilidad", comenta en el video.

Sobre el supuesto odio a su país, la estadounidense ha explicado que sus palabras estuvieron fuera de contexto.

"Me siento extremadamente orgullosa de ser estadounidense y siempre he dejado muy claro que amo a mi país. Lo que dije esta fuera de contexto y siento no haber elegido mejor mis palabras. Me encanta la comida saludable y el hecho de que nuestra nación tenga una de las tasas de obesidad más altas del mundo me frustra", expresó la cantante en el video.

Por ahora, Ariana Grande se encuentra recuperando de una cirugía dental a la que fue sometida en días pasados.