En Hollywood todo parece tan perfecto, que solo se espera el momento en que alguna de las estrellas tropiece o pase por algún momento penoso. 

Le pasó a Jennifer Lawrence en el Oscar en 2013 y estuvo a punto de ocurrille a Naomi Watts en la entrega de los SAG Awards, la noche de ayer. 

La actriz se tropezó con el vestido de Emma Stone mientras recibía el premio como "Mejor Reparto" por "Birdman". Los actores se pasaron el micrófono para agradecer el galardón, sin embargo el discurso de Watts inició con un pequeño incidente. 

"Ah, Dios mío, ¡wow!", gritó al subir al estrado. La mejor parte de todo fue la reacción de Emma Stone, quien tuvo una graciosa reacción.

Aquí les dejamos el penoso momento.