"Frozen" es una de las película más popular entre los niños, por lo que los espectáculos de esta cinta son un éxito en las fiestas infantiles, pero este caso fue una terrible excepción.

Luci Hindmarsh, originaria de Londres, contrató un espectáculo de "Frozen" para la fiesta de su hija Misty, pero se llevó una terrible desilusión cuando "Elsa" llegó tarde, con vestido desaliñado y horrible peluca.

La mágica experiencia se volvió una terrible pesadilla, cuando la mujer que le daría vida a tan famoso personaje llegó con su ropa normal, además de que venía con claros signos de haber trasnochado. 
 
Además, su cabello negro, era claramente visible debajo de su peluca rubia, simplemente los niños no lo podían creer. Y es que "Elsa" también los sorprendió de manera no grata, al cantar una canción de rock de los 70.
 
La reacción de la pequeña Mitsy fue llorar y preguntarle a su mamá por "Elsa", mientras que Luci exigió a la agencia que les regresara el dinero, había pagado poco más de 200 dólares por el espectáculo, según informó el portal Mirror.
 
La madre de la decepcionada niña dijo: "Quería algo mágico, pero ella llegó tarde, vino en su propia ropa y luego desapareció. Cuando la volví a ver, se había puesto literalmente el vestido por encima de su propia ropa".