La instructora de yoga, Lindsey Radomski, de 32 años, perdió el juicio luego de emborracharse en una fiesta realizada en Scottsdale, Arizona.

La mujer, quien recientemente se había aumentado los senos, alardeó de ello durante dicha fiesta, donde se encontraban varios menores.

Según autoridades, Radomski pidió a niños de 11 años y adolescentes de 15 que le tocaran sus implantes. Incluso, cuando la mayoría de asistentes se fue, la mujer realizó una felación a uno de los chicos, informaron las autoridades.

La maestra de yoga fue acusada de conduca sexual inapropiada contra menores de edad, además de abuso sexual y exhibicionismo, informó el sitio estadounidense Hngn.

En la galería de fotos podrán conocer más información del caso. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.