El director ganador del Oscar se encuentra en Polonia preparándose para una película, que planea rodar en febrero y marzo.
Las autoridades estadounidenses recientemente pidieron a Polonia que arresten y extraditen a Polanski, de 81 años, quien tiene pasaportes polaco y francés. En octubre, fiscales en Cracovia, donde Polanski tiene un apartamento, lo interrogaron pero se negaron a arrestarlo. Planean interrogarlo nuevamente tras la llegada de la solicitud de extradición este mes.
 
"Me someteré al proceso y veremos", dijo Polanski a TVN24 el martes. "Tengo confianza en el sistema judicial de Polonia". Polanski vive en Francia pero a veces visita y trabaja en Polonia.
 
En octubre estuvo en Varsovia para la inauguración del Museo POLIN de Historia de los Judíos Polacos y luego viajó a Cracovia, donde se reunió con los fiscales. Contrató a abogados polacos a la expectativa del pedido de extradición.
Polonia generalmente no permite la extradición de sus ciudadanos, pero tiene un acuerdo de extradición con Estados Unidos.
 
Polanski, nacido en París de padres judíos polacos, pasó su infancia en Polonia y vivió en el gueto de Cracovia durante la Segunda Guerra Mundial.
 
En 1977, Polanski se declaró culpable de un cargo de coito sexual ilegal derivado de sus relaciones con una niña de 13 años y fue sentenciado a prisión para una evaluación psiquiátrica de 90 días. Fue liberado luego de 42 y, temiendo que el juez lo obligara a cumplir el resto de la pena, huyó de Estados Unidos.