Janina Kolkiewicz, es una mujer de Polonia de 91 años. Ella pasó 11 horas en una morgue después de que médicos la declararon muerta. La mujer comenzó a moverse dentro de la bolsa de plástico negra donde había permanecido durante casi medio día, dando un susto a los empleados del depósito de cadáveres.

Todo comenzó cuando la sobrina de Janina, Bogumil, llamó a un médico tras descubrir que su tía parecía no respirar ni tener pulso. Después de estudiar a la paciente, un doctor decidió que Janina había fallecido y comenzaron los arreglos para el funeral.

Actualmente, los oficiales polacos han lanzado una investigación para descubrir por qué la anciana fue enviada al depósito de cadáveres si aún contaba con vida.

En este momento, Janina se está recuperando en su casa, donde fue recibida con un plato de sopa caliente.

 
 

En la galería: 10 terribles historias de personas que fueron enterradas con vida. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.