Marie Holmes, una madre de 26 años que renunció a su trabajo en “Wal-Mart” y “McDonalds” para a cuidar a uno de sus cuatro hijos que padece parálisis cerebral, acaba de ganar una fortuna jugando a la lotería

Con los números 11-13-25-39-54-19, esta mujer de Carolina del Norte se convirtió en una de las tres ganadoras del concurso “Powerball”, cuyo premio ascendió a los 564 millones de dólares.

Pensé que me iba a dar un ataque al corazón cuando revisé el boleto. Mi tío me vendió el boleto ganador”, explicó Holmes en una entrevista con la estación local “WECT” de la cadena “NBC”.

Holmes planea donar una parte del premio a su iglesia, pues según sus palabras: “yo no hubiera ganado si no fuera por Dios”. Además quiere ahorrar para la universidad de sus hijos y comprar una casa.

Estoy lista para eso, Estoy lista para abrazar el cambio. Estoy muy agradecida por lo que está a punto de ocurrir en mi familia”, expresó.

Antes de cobrar el dinero, Marie planea pedir asesoría a sus abogados, ya que, cada billete ganador tiene un valor de 127 millones de dólares si el ganador elige cobrarlo de una sola vez, o 188 millones de dólares pagadero a un plazo de 30 años, antes de pagar impuestos.