Un padre australiano obligó a su hija de 12 años a casarse con un estudiante libanés de 26 años que iba de visita a Sydney.

Este hombre de 63 años casó a su hija y además incitó a la pareja a tener relaciones sexuales luego de una ceremonia islámica preparada por él, llevada a cabo en un hotel cercano a su casa.

Después de la "celebración" el padre estuvo de acuerdo en que la pareja tuviera relaciones sexuales. Incluso les ordenó no usar algun tipo de anticonceptivos, tal como lo señala la religión islámica.

Como resultado de ello, la menor de edad quedó embarazada pero poco después abortó.

Por si fuera poco, el anciano padre, acondicionó una habitación en su departamento para que ellos pudieran seguir teniendo relaciones sexuales, informó el tabloide británico The Guardian.

En la galería de fotos más información.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.