Hace seis años, Daniel Wheeler no sabía qué hacer con su cuerpo. Sobre todo, porque muchas cosas le sobraban, su peso incluido. Pesaba nada más ni nada menos que 22 piedras (266 kilogramos) con tan solo 24 años. 

Facebook

Foto:

Facebook

Foto:

Su novia de seis años lo botó. Y un día se bañó y se dio cuenta de que ni siquiera podía ver sus pies.  Ahí decidió que comer para sentirse bien y comer mal y no hacer nada más no era lo suyo, ni de riesgos. El inglés, de West Moseley, entonces dio un cambio radical a su vida.
 
Decidió que iba a ser portada de la revista "Men's Fitness" en tres años. En ese momento era mánager de marketing de Toshiba Europe, es decir, tenía un cargo importante.
 
Pero realmente no estaba feliz. De hecho, de los 14 a los 19 años tuvo una pésima relación con su madre y lo echaron a esa edad de su propia casa.
 
Vivió en su propio auto y salió adelante, pero muchos aspectos de su vida estaban realmente mal. Decidió cambiar todo su cuerpo en dos años. Comenzó a reducir las calorías que consumía, porque tan "solo" comía toda una pizza, dos bolsas de Doritos, dos litros de Coca Cola... y todo eso varios días a la semana. 
 
Comenzó a comer porciones más pequeñas de otras comidas.Y pensó en un negocio: Life Changing Fitnees (LCF), que pretende ayudar a otras personas. En noviembre de 2012 había cumplido su meta: apareció en la revista soñada.
 
Comenzó a correr para perder peso. Pero prefirió luego irse para el ejercicio convencional. Empezó entonces a entrenar dos veces al día toda la semana. Pero como se cansaba, lo hizo en sesiones más intensas. Cinco por cada semana. 
 
El negocio ya tiene cinco años y tiene mas de mil clientes. Tiene diez entrenadores online. Él llegó a pesar luego 14 piedras (88 kilos). Ahora está comprometido con la competidora fitness de bikini Kirstie Riddle. Afirma que todo nació de su propia transformación. 
 
"Me preguntan por tips para transformarse. De ahi viene mi interés y pasión por ayudar a otros. Esto te ayuda a ser mejor en tu vida diaria", afirmó, citado por el "DailyMail".