Seguir las instrucciones puede resultar difícil para algunas personas, sobre todo si no se lee cuidadosamente.

Si no miramos más a fondo e interpretamos de manera incorrecta, los resultados pueden ser sorprendentes y muy graciosos.

Una serie de fotografías ha capturado los momentos brillantes cuando los niños y algunos adultos han llevado a cabo las instrucciones al pie de la letra.

Por ejemplo, en un examen le pidieron al alumno que colocara el nombre a las figuras geométricas y este eligió: "Bob", "Cate", y "Sam ".